Limpieza de casas de lujo con lo último en diseño: solo para expertos

Hogar

Limpieza de casas de lujo con lo último en diseño: solo para expertos

Existen muchos tipos de edificios que, debido a las actividades que se desarrollan en su interior, precisan de una dedicación especial a la hora de mantenerlos limpios y desinfectados. Pero también existen otros edificios que, por su especial atención al diseño y por los materiales utilizados en su construcción, también necesitan técnicas específicas para su limpieza.

En este sentido, las empresas de limpieza recomiendan un servicio mensual, dependiendo de la frecuencia de utilización de las estancias, para evitar que la suciedad se acumule lo suficiente como para dificultar demasiado su posterior depuración estropeando los materiales, en ocasiones, de forma irreversible.

Ejemplos de casas de Lujo

Un ejemplo de este tipo de edificios son las casas de diseño que, por sus propias características, requieren una limpieza mucho más específica, tanto de las zonas exteriores como de las interiores ya que, normalmente, se utilizan materiales que exigen un mantenimiento más frecuente y una limpieza profesional para que puedan seguir manteniendo su aspecto original.

Habitualmente, en este tipo de viviendas, los baños suelen ser de grandes dimensiones. Además, suelen contar con enormes mamparas que separan la zona de ducha o bañera del resto del cuarto de baño, así como de paredes y suelos que suelen estar cubiertos con baldosas de diseño con relieves.

En el caso de las mamparas, lo ideal sería repasarlas con un aparato de secado de cristales cada vez que se utiliza la ducha, pero como esto no suele ser habitual, lo mejor es limpiarlas con detergentes y anti-cal para dejarlas limpias, desinfectadas y brillantes. Además, para eliminar las bacterias y evitar que las terminaciones de esas mamparas no se queden negras, se debe aplicar lejía, dejar actuar y aclarar con agua.

En cuanto a las baldosas con relieve, estas acumulan más suciedad que las lisas debido precisamente a que el polvo puede introducirse en las rugosidades de las baldosas. Por este motivo, el procedimiento para su limpieza consiste en pasar un cepillo suave para eliminar el polvo y posteriormente pasar una bayeta ecológica por la superficie para limpiarlas en profundidad y dejarlas tan brillantes como en su estado original.

En las zonas exteriores, el suelo está cubierto también con baldosas rugosas y antideslizantes que son más complicadas de limpiar, ya que pasar una fregona convencional no sería posible debido a que se quedaría enganchada. En estos casos, se deberá pasar periódicamente una máquina rotativa con un tipo de cepillo que dependerá del material del pavimento, recogiendo, a continuación, la suciedad con un aspirador industrial.

Además, en los casos en que la casa tenga jardín, no siempre los aspersores están bien dirigidos, lo que puede provocar que el agua llegue a los cristales de la vivienda, a la fachada e incluso a las baldosas exteriores. Esta agua queda en dichas superficies dejando la mancha de la cal, por lo que, para eliminar estas manchas se deberán aplicar productos específicos que no dañen los materiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *